Seleccionar página

Tarjetas de PVC Contactless o RFID

Tarjetas de PVC Contactless o RFID, las novedosas tecnologías se han apoderado de los procedimientos de pago ofreciendo tarjetas con más y superiores virtudes con las que tenemos la posibilidad de realizar los pagos sin obligación de ingresar el plástico en el datáfono. Revela qué son las tarjetas Contactless, cómo trabajan, dónde conseguirlas, su seguridad y las virtudes que tienen la posibilidad de traer en nuestro todo el tiempo.

¿Qué son las tarjetas RFID y cómo trabajan

La tecnología Contactless o RFID (sin contacto) trabaja de forma similar al Bluetooth con una tecnología llamada NFC. Para usar las tarjetas Contactless sencillamente debemos arrimar la tarjeta al terminal (que debe estar ajustado además con la tecnología NFC) a una distancia segun cada fabricante de entre 2 a 4 centimetros y aguardar pocos seguros a que se haga la operación, sin obligación de sacar la tarjeta de la cartera.

Si la adquisición que hemos llevado a cabo es menor a los 20 €, predeterminado no va a ser primordial ingresar el número misterio de la tarjeta y sólo deberemos marcar el código pin para operaciones de más grande importe. Por otro lado, esta alternativa es personalizable y tenemos la posibilidad de detallar que siempre nos exija el código pin en cada adquisición.

Tipos de tarjetas con tecnología Contactless o RFID

En la actualidad todas las tarjetas plásticas de PVC físicas tienen la posibilidad de tener la tecnología RFID tambien llamada sin contacto. Independientemente del tipo de plástico que estemos usando, de la entidad a la que pertenezca o de la cuenta corriente a la que esté asociada, tenemos la posibilidad de gozar de la tecnología RFID Contactless en cualquier tarjeta o Tags. Ahora.

Tarjetas de débito.
Tarjetas de crédito.
Tarjetas prepago.

En la situacion de que usemos la tecnología Contactless en cajeros automáticos sí que va a ser primordial ingresar el código de seguridad siempre, esto es para disuadir o evadir que ninguna persona que no sea el propietario titular logre usar nuestra tarjeta.

Para entender si las tarjetas que poseemos integran esta clase de tecnología sencillamente debemos buscar en el plástico (normalmente en la parte central a la derecha) el logo Contactless o RFID. Si lo podemos encontrar, supone que tenemos la posibilidad de usar nuestra tarjeta en modo Contactless, aunque además tenemos la posibilidad de usarla con la banda magnética o el chip EMV si de esta forma lo queremos.

Según el tipo de cliente o nuestros hábitos de adquisición nos interesará más un tipo de tarjetas plástica u otra. Entre otras cosas, para nuestras compras del todo el tiempo tenemos la posibilidad de usar la de débito, para operaciones que requieren un plus de liquidez tenemos la posibilidad de usar las tarjetas de crédito y para ventas en línea las de prepago nos van a ayudar en la seguridad en línea.

¿Son seguras las Tarjetas de PVC Contactless o RFID?

Sí por supuesto aunque con algunos matices. De todas formas no tener que ingresar el código pin en operaciones inferiores a 20 €, puede transformarse en su más grande problema. Además. Por ello, tenemos la posibilidad de bajar el importe por el que el pago sin contacto nos pide el número misterio. De esta forma, sea cual sea el importe debemos ingresar el pin para que el pago se realice efectivo. Esta alternativa se puede hacer por medio de nuestra oficina bancaria, la banca móvil o por teléfono.

Para que logren robarnos en nuestra tarjeta contactless con un datáfono tienen que darse numerosas propiedades a la vez: Que estemos dentro del rango de cobertura del datáfono. Los TPV están asociados a un número de teléfono y si son sin cables, solo tienen cierto alcance de desempeño. Que la persona que nos intenta cobrar de forma ilícita encuentre dónde poseemos la tarjeta guardada y acerque el datáfono a un mínimo de 3 centímetros a lo largo de numerosos segundos

Tarjetas de PVC Contactless o RFID

Como podemos consultar, para que nos cobren de forma ilícita tienen que darse diferentes condiciones y todo lo mencionado anteriormente. De todas formas, inclusive en el improbable caso de que ocurra, los datáfonos están asociados a un individuo o compañía a la que tenemos la posibilidad de reclamarle el o los importes cobrados.

En la actualidad son muchas las empresas, tanto bancarias como de capital privado, que dan carteras digitales para lograr realizar los pagos por medio de los teléfonos inteligentes. Estas apps tienen la posibilidad de ser tanto de compañías de telefonía o de teléfonos (Vodafone, Apple Pay, Samsung  etc) de compañías no financieras (Google Wallet) o de Bancos.

El pago con móviles trabaja por medio de una tecnología semejante al Bluetooth llamada NFC que básicamente la mayor parte de los Teléfonos inteligentes tienen dentro. Si nuestro dispositivo o tarjetas de PVC no dispone de tecnologia RFID, son muchas las entidades bancarias que dan pegatinas para que tenemos la posibilidad de pegar habitualmente en la parte posterior del teléfono que lleve tecnologia NFC para poder lograr pagar.

Tarjetas de PVC Contactless o RFID

Para empezar a realizar los pagos con nuestro teléfono sencillamente debemos asociar el número de nuestra tarjeta en la aplicación. Si la App aplicación movil es de nuestra entidad bancaria, sólo tenemos la posibilidad de asociarla a la entidad. Una vez asociadas solo deberemos arrimar nuestro dispositivo móvil al TPV al igual de si se tratase de una tarjeta RFID ingresar el pin cuando la proporción de la operación pase los 20 € (o la cantidad que hayamos fijado como mínima para que el pago requiera el pin).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
CLOSE
CLOSE